Etiquetas

, , , ,

Tal vez en la gran mayoría de la población, en la mayoría que vive, sufre y poco goza lo cotidiano; en la gente del barrio, en muchas personas que no han tenido oportunidades, o tal vez ni deseos de educarse continuamente. 

Pero en la población privilegiada que hemos tenido la oportunidad de educarnos, y con ello tener muchos elementos para darnos cuenta que sucede y porque, la apatía me parece no tan cierta, porque toda esta gente, si tiene una lectura política, desde diversas miradas, basadas en sus conocimientos, motivaciones, experiencias e intereses. No tienen básicamente desgano, sino falta de credibilidad, desconfianza y frustración por lo que llaman “política” pero que en esencia no lo es sino “politiquería”.  Política y politiquería son dos conceptos y realidades diferentes.

La respuesta no esta en la apatía, sino en la credibilidad de los políticos, toda esta gente es el potencial de elite que construye con todos sus sis y sus nos, sociedad y estado.

Quienes son los responsables, se puede hablar que hubo algún momento de gloria en nuestro país donde todo marcho bien y luego vinieron esos responsables, irresponsables que malograron todo y desde ahí la génesis de nuestras debilidades ?.  Es cuestión de revisar la historia, mirarla y calificarla, pero como todo proceso subjetivo de análisis de hechos sociales y políticos, de seguro que tendremos diversas conclusiones, según el gusto para analizarlas y concluir.

Seguimos viviendo un proceso de construcción de todo, y la política es un componente, proceso distorsionado en momentos de dictadura y en los de corrupción. Proceso en la cual, en la época de reinado de los partidos se perdió la oportunidad para construir instituciones sólidas ideológicas, programáticas y orgánicas; su militancia y principalmente SUS DECIDORES (los iconos inamovibles) no tuvieron la capacidad de hacerlo, perdidos en el afán de mantener una estructura partidaria absorbente, vertical, enclaustrada y soberbia, incapaz de construirse al ritmo que el acontecer político democrático y su tendencia historia reclamaba y reclama.

La respuesta, primero parte en un autoanálisis de todos nosotros, que hemos hecho, que tan eficiente o obstaculizadores hemos sido.  Como personas, como militantes además incluyendo que hizo el partido o movimiento, o red.  Y la respuesta debe tener insoslayablemente contenido: inclusivo, democrático real, colectivo, corresponsable, humildad y voluntad para compromisos nacionales.

Saludos

PERCY ERAZO AYBAR

red-peru@googlegroups.com